Usando correctamente las instalaciones hidrosanitarias

Para construir seguridad, CAMU recomienda algunos cuidados que debes tener con las instalaciones y los distintos aparatos hidrosanitarios. De su correcto uso dependerá la duración de los mismos, así como el impacto que generamos en nuestro ambiente.

Evite introducir o arrojar por las tuberías, el inodoro y demás desagües, desechos o sustancias que obstruyen e interfieren con el proceso de tratamiento y su adecuado funcionamiento. Prefiera el uso de canecas para la clasificación de los diferentes residuos que se producen en el hogar:

  1. Los materiales sólidos obstruyen las tuberías: varillas, palos, bolsas pláticas, papel higiénico y común, cepillos de dientes, condones, toallas higiénicas, pañales desechables, cáscaras de frutas, etc.
  2. Las sustancias derivadas del petróleo dañan las tuberías: gasolina, Thinner, aceites sintéticos y betunes.
  3. Otros disolventes corrosivos: sustancias desinfectantes y de limpieza extrema (alcoholes, cloro puro, peróxido, creolina, acetona y diablo rojo; residuos de químicos y medicamentos (tinturas, pastillas, venenos para roedores o insectos, fertilizantes para plantas y fumigantes).
  4. Recomendación: en lo posible utilice jabones biodegradables en las labores de limpieza.
Para cualquier reparación cierre la llave de paso correspondiente.

Además:

  • Evite usar el mesón del lavamanos como punto de apoyo, ya que sus fijaciones, instalaciones, así como el mueble que le sirve de soporte, pueden sufrir desperfectos.
  • Cuide las griferías de los aparatos, evitando forzarlas. Se deben limpiar continuamente y siempre con una tela suave, húmeda y luego secar.
  • Los artículos cortantes, fibras, lijas, detergentes, solventes o polvos abrasivos en la limpieza, dañan el acabado de la grifería.
  • El cambio de empaques de las griferías es necesario por el desgaste normal; por ello cuando se observe goteo no fuerce las pomas, acuda a un experto para que haga los arreglos necesarios.
  • Mensualmente, levante las rejillas del piso de la ducha y realice una limpieza al sifón para evitar la acumulación de elementos extraños, evitando así la obstrucción de los desagües.
  • Recuerde que usar elementos químicos derivados del petróleo, atacan las tuberías de P.V.C. Las rejillas de piso, están provistas de un sifón hidráulico el cual produce un sello que evita el retorno de olores del alcantarillado, este sello se pudre en desagües que no presenten utilización, por lo tanto recomendamos verter agua en dichas rejillas, para recuperar el sello hidráulico.
  • Es normal que por las tuberías del acueducto, lleguen impurezas, las cuales son retenidas en canastillas previstas para tal fin dentro del mecanismo de los grifos, de no hacer mantenimiento periódico, se presentará disminución en el caudal o taponamiento definitivo.
  • Al utilizar los lavaplatos retire los residuos de comida, evitando obstruir y tapar el desagüé, dándole un buen uso a la canastilla.
  • Nunca vierta residuos de aceites por el sifón ya que estos se adhieren a las paredes de la tubería llegando a obstruirla por completo.
  • Para cualquier reparación cierre la llave de paso correspondiente.

Salud y seguridad a través del Mantenimiento al tanque de reserva: El lavado al tanque de reserva se debe efectuar como mínimo cada 6 meses, ya que con el tiempo se produce una sedimentación que afecta la calidad del agua allí dispuesta. Este tanque también debe ser objeto de mantenimiento en cuanto al material de recubrimiento que tiene, para evitar filtraciones.

Fuentes: Constructora CAMU

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para valorar!

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 Comentarios

Déjanos tus preguntas o sugerencias y te responderemos

Su dirección de correo electrónico no será publicado.