Quindío: calidad de vida

Desde hace varios años se ha identificado un interés creciente de comprar vivienda en el Quindío por parte de personas que no residen en nuestra región, bien sea una vivienda en la ciudad o en el sector rural.

Muchos de ellos tienen familiares o lazos de amistad con personas de esta zona, otros han venido al Quindío de turismo, se enamoran y deciden invertir aquí comprando una vivienda. Algunos son personas en etapa de retiro o que se proyectan para cuando se pensionen y adquieren un inmueble en nuestro departamento porque sueñan con disfrutar en un lugar que les ofrezca mejor calidad de vida.

Es una tendencia de los mercados mundiales que la gente quiere dejar los centros aglomerados y vivir en sitios más calmados, alejados del ruido, la congestión vehicular, la inseguridad, etc.  Frente a los problemas sociales, las personas tenemos dos caminos: ignorar y esconder la cabeza, o identificarlos para enfrentarlos estratégicamente.

Si se asumen las situaciones desde el conocimiento, se puede trabajar de una forma integral desde el ámbito privado, la academia, las ONG y el sector público, de tal forma que se puedan atacar inteligentemente las amenazas, disminuir las debilidades, aprovechar las fortalezas y potenciar las oportunidades.

La semana pasada se presentó el estudio sobre la compra de vivienda en el Quindío por población no residente en el departamento. Este estudio fue liderado por  la Mesa de la Construcción y la Infraestructura (MCI) y la Corporación Quindío Competitivo (CQC), con el apoyo de la gobernación.

Las conclusiones del estudio son muy valiosas, encontramos que la población que compra en el Quindío en promedio son personas que están entre los 40 y 60 años, no solo quienes están o van a empezar a disfrutar de su  etapa de retiro. Muchos compradores son personas que encuentran que su trabajo pueden dirigirlo desde esta región,  que desde acá logran desplazarse fácilmente a sus sitios de trabajo,  así mismo que la internet y las comunicaciones los acercan a sus clientes y colaboradores. Algunos de los entrevistados manifestaron que habían trasladado sus negocios y otros que veían oportunidades para desarrollar nuevas empresas.

Lo que los atrae en forma contundente a todos es el paisaje, el verde, la calidad humana de la gente, la tranquilidad, la facilidad para desplazarse y manifiestan que este “Quindío los ha enamorado”.

En el Quindío hemos desarrollado un sector turístico que se ha posicionado en el país y está conquistando mercados internacionales. Esta ha sido una apuesta que se ha trabajado desde hace varios años y es una generalidad en el mundo, que detrás del turismo se asienta también una industria inmobiliaria.

Por ello desde la Mesa de la Construcción hemos estado interesados en este tema, porque consideramos que en el Quindío debemos prepararnos para ello, no queremos que esta realidad nos desborde, consideramos que tenemos como región muchos retos para lograr un crecimiento sostenible, que el Paisaje Cultural Cafetero se proteja y no terminemos acabando con los atributos  que la gente valora.

Paisaje, tranquilidad, seguridad, amabilidad, calidad humana, facilidad de desplazamiento, y otros beneficios del Quindío, los queremos preservar no solo para quienes llegan a nuestra región, sino principalmente para quienes vivimos acá.

Por ello nos interesa conocer esta realidad y proponer a los nuevos alcaldes y al gobernador electo, que este tema se aborde desde el conocimiento y con estrategia para que logremos mejores oportunidades de desarrollo y progreso.

Escrito por: Clara Luz Giraldo Jaramillo.
Tomado de nota publicada en Crónica del Quindío - Lunes 14 de diciembre 2015

¿Te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para valorar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 Comentarios

Déjanos tus preguntas o sugerencias y te responderemos

Su dirección de correo electrónico no será publicado.